Qué gran artículo! Las emociones fotográficas, el verdadero fin que debemos vender.