Mis paisanos están enamorados de Barcelona. Los polacos a menudo vienen aquí para pedir la mano y casarse. Muchos de ellos se casan en el Consulado Polaco. Puede parecer que una oficina no es un sitio muy fotogénico, pero si hay amor y buenas vibras las fotos se iluminan de luz y belleza. Aquí os presento a Olga y Janusz con su familia y sus encantadoras hijas. Como en el Consulado hacen las bodas solo a las 3 de la tarde, después del enlace salimos a hacer una pequeña sesión en pleno sol y calor de Montjuïc y sacamos un par de fotos súper románticas y veraniegas!! Felicidades!!

 

Deja un comentario