A Montserrat he ido dos veces, una vez cuando a penas llegué a Barcelona y la segunda vez el verano pasado. Una vez con mi cámara compacta de bolsillo, ahora con la cámara reflex y toca decir que volveré allí con mi actual equipo para retratar a las personas 😀 ¡Me gustaría! Por primera vez me quedé asombrada con la tranquilidad y paz que transmitía este sitio, en concreto el parque natural dónde no suben todos los turistas. Me acuerdo que me llamó atención una flor de color violeta, solitaria entre la inmensa zona verde. ¡Como brillaba! Era algo mágico y espiritual. Ahora otra vez me ha atraído la luz. Las primeras fotos he hecho esperando a la entrada al parking 😀 Justamente a la derecha de la entrada había una colina y cuando vi esta luz salté del coche 😀

DSC_0038 DSC_0039 DSC_0040 DSC_0041 DSC_0074 - Version 2 DSC_0052 DSC_0055 DSC_0127 - Version 2 DSC_0126 - Version 2 DSC_0071 (1) DSC_0032 DSC_0064 DSC_0082 DSC_0009 DSC_0025 DSC_0021 DSC_0019 DSC_0036 - Version 2 DSC_0024 DSC_0043 (2)

 

Deja un comentario