¿Cómo y cuándo concertar la fecha de la sesión de fotos?

Se suele decir: lo antes posible. Yo digo: simplemente cuando estéis decididos. No es imprescindible preguntarme por una sesión de boda un año antes del acontecimiento. Si lo podéis hacer – bien, si no – me avisáis un mes antes o incluso una semana antes y si el día de vuestra boda es mi día libre, no hay ningún problema ni inconveniente para que nuestra colaboración se lleve a cabo. Así es con cada sesión de fotos – si tengo tiempo, podemos incluso quedar de un día para otro o decidir la fecha más próxima conveniente para vosotros y para mi.

¿Cuánto duran las sesiones de fotos?

Normalmente una sesión de fotos (preboda, postboda, sesión romántica, una sesión de retrato, familiar) suele durar alrededor de dos horas, ahora bien – yo no miro el reloj, disfruto haciendo fotos y el tiempo pasa volando 😀 . Por lo tanto, las sesiones no tienen un límite máximo de fotos, la sesión termina cuando tenga las fotos deseadas, no cuando pasa el tiempo. Por supuesto, podéis pedir sesión más larga (3–4 horas) o más corta (1 hora).


¿Cómo es un reportaje de boda?

Como he mencionado, antes de la boda podemos hacer una sesión de preboda (de más o menos una hora) para conocernos, una sesión relajada, en ropa casual. El día de la boda me gusta estar con los novios desde el principio del acontecimiento y hacer un reportaje completo, es decir, fotos de preparaciones, la ceremonia, una sesión de exteriores y banquete. La sesión de pareja suele realizarse después de la ceremonia, pero no hay reglas, lo podemos hacer el día siguiente de la boda o incluso otro día que os venga bien. La sesión de pareja puede durar dos horas o incluso medio día, si la pareja quiere tener fotos en múltiples sitios en la ciudad o alrededores.

¿Dónde y cuándo hacer una sesión de fotos?

Los tres escenarios básicos para hacer las sesiones de fotos son siempre la ciudad, naturaleza y obviamente, como estamos a la orilla del Mediterráneo, los encantos de la playa y el mar. Barcelona y sus alrededores son lugares muy privilegiados porque lo tienen todo. Casco Antiguo, modernismo, el puerto, Collserola y miles de sitios escondidos y cautivadoresPodemos disfrutar de la belleza de paisajes paseando por la costa del Garraf o sumergirse en la energética vida metropolita en las calles de Ensanche. Si estáis soñando con una sesión de fotos en Tossa de Mar o en Montseny, vamos para allí! El sitio de la sesión lo elegís vosotros o lo puedo hacer yo. La sesión de fotos podemos hacerla en cualquier mes y estación del año. La mejor luz para hacer fotos es siempre antes del atardecer y al amanecer. Así que si es posible quedamos dos horas o una hora antes de la puesta del sol. Si queréis madrugamos, por ejemplo en invierno basta quedar sobre las 8 de la mañana 🙂 La luz perfecta para hacer una sesión de fotos es siempre con el cielo nuboso o parcialmente nuboso. Es difícil, pero no imposible, retratar a las personas con el sol fuerte y deslumbrante. Se puede hacer la sesión de fotos o una parte de ella en los interiores, por ejemplo en tu casa.


¿Cómo prepararse para una sesión de fotos?

No es necesaria ninguna preparación previa, ni visita en la peluquería, ni poses frente al espejo, ni estudios de las revistas de modelos!! 😀 ¡Nada de eso! Lo necesario es venir con ilusión y ganas de pasarlo bien, siempre disfrutando del momento y siempre ser tu mismo, expresando tus emociones libremente.

¿Cómo vestirse para una sesión de fotos?

Es difícil dar aquí una respuesta única, pero es posible proporcionar algunas pautas. Cómodo, simple y con un toque de personalidad, recordando que menos es más – con esta regla se acierta siempre. Por lo general hay que evitar ropa muy llamativa, en colores chillones, con letras, dibujos etc. Ahora bien, hay personas que de forma genial llevan su estilo creativo y muy llamativo (las conozco!), lo que favorecerá las fotos. Hay otras personas con un look moderno, callejero, clásico… – perfecto! También hay que tener en cuenta que los colores y diseño se pueden combinar con el fondo de la sesión, por ejemplo para una sesión en la playa se puede arriesgar con la ropa más llamativa o al revés, apostar solo por blanco o azul. Para una sesión de fotos es aconsejable evitar ropa que enseña demasiado, muy apretada, deportiva por excelencia (tipo bambas blancas, gorra de béisbol). Es recomendable que los hombres vistan pantalones largos, no cortos. Si se trata de una sesión de pareja, siempre se puede intentar dar algún toque romántico a la vestimenta, por ejemplo vestido largo. Siempre se puede traer a la sesión de fotos un detalle interesante, en verano por ejemplo un sombrero. Antes de la sesión podemos pensar juntos sobre como combinar bien la ropa con el sitio de la sesión, por ejemplo teniendo en cuenta los mencionados colores. Las fotos se hacen sin bolsas ni mochilas, por lo tanto os pido que no llevéis encima equipajes grandes y pesados que hay que dejar por un lado, echando vistazo cada rato, que obviamente no permite relajarse y concentrarse. Me refiero aquí sobre todo a los sitios turísticos, si vamos al bosque, es otra historia. Lo ideal es que llevéis solo lo imprescindible que quepa en un bolsillo o un bolso pequeñito que puedo guardar en mi mochila. Si queréis una sesión de fotos con el cambio de ropa, si hacemos una sesión familiar, sobre todo con los niños pequeños, no os preocupéis – organizo el sitio para cambiarse y el mochilero 😀 .

¿Como elegir bien a un fotógrafo?

Os voy o contar una historia muy personal. Me casé en Barcelona y tenía boda sin fotógrafo profesional. ¿Una sorpresa? Zapatero anda sin zapatos, es un dicho de mi país. Entonces todavía no trabajaba como fotógrafa, pero ya tenía ideas muy claras que tipo de fotografía me gustaba. En una de las iglesias de Barcelona me recomendaron un estudio fotográfico, uno de estos sitios con muchos años de experiencia y tradiciones en el mercado, que por lo visto tenía muchos clientes. Me enseñaron allí unos álbumes gordos de fotografías nupciales, digamos, muy clásicos, tipo los novios mirando hacia el reconocible y muy nítido monumento y típicos posados con grupos de invitados. A mi simplemente me atraía otro estilo de reportaje y otra visión. Además no podía permitirme pagar un sueldo a un fotógrafo por tres horas de su trabajo. Los precios de los fotógrafos que me hubiera gustado que me hubieran hecho el reportaje de boda también salían de nuestro presupuesto. Así que nos casamos sin fotos. Pero la vida da vueltas y permite cumplir los sueños. Ahora yo puedo dar a otras personas lo que me faltó. ¡Ahora puedo disfrutar de la fotografía de boda y de parejas! ¡Es realmente increíble!

Así pues buscando a un fotógrafo de boda, de familia, os vais a encontrar con muchas páginas webs, fanpages, foros… Ahora es muy fácil promocionarse y posicionarse a través de internet, es muy fácil llamarse fotógrafo, es ¨muy fácil¨hacer fotos y colgarlas en la red. ¿Como elegir? Cada uno tiene que valorar primeramente las fotografías, según su gusto y sensibilidad. Es lo más importante a la hora de elegir a un fotógrafo. Cuando encuentras a un fotógrafo que no te deje indiferente con sus imágenes, apuesta por él. Después lo que decide a menudo es el precio. Caro y barato son conceptos relativos. Pasa que el precio que te parece elevado establecen fotógrafos cuyo trabajo no te va a satisfacer. Ocurre a menudo que un reportaje objetivamente barato no es de calidad. Lo que pasa siempre es que los buenos fotógrafos no regalan su trabajo, lo valoran mucho. Y son más felices del mundo cuando este trabajo valora también el cliente, ilusionado y emocionado al ver las fotografías que le entrega.


¿Cuándo entrego las fotos?

Como mínimo entrego 150 fotos de un reportaje de dos horas y de una boda alrededor de 1000. La fotografías retocadas y en máxima calidad las entrego en el plazo máximo una semana de la sesión de fotos. Las fotos te las paso en un USB y las envío a tu correo electrónico a través de Wetransfer, tu solo las descargas y ¡ya las tienes! Si quieres puedo diseñar para ti un álbum digital. Todos los fotógrafos, y me incluyo, creamos en nuestras páginas web las galerías con fotos elegidas de cada reportaje que hacemos. Gracias a estas fotografías nos damos a conocer, como personas y profesionales y compartimos con vosotros la pasión, tal vez inspiramos, tal vez os hacemos reír, tal vez os hacemos pasar un buen rato de la vida… 😀


Si tenéis más preguntas escribidme a katarinafotografa@gmail.com

¡GRACIAS DE CORAZÓN Y HASTA LA VISTA!


Echa un vistazo a las 7 razones para hacerse una sesión de fotos profesional.