Imagínate que un día vienes a Barcelona desde Hong Kong con tu mejor amiga para asistir a una boda. Imagínate que ese mismo día tu amiga te dice e insiste: vamos a hacer un poco de turismo y subir a la montaña más alta de Barcelona. Es más, subir a su punto más alto, a la terraza de la iglesia de dos niveles. Entonces cogéis taxi, tomáis el ascensor, subís la escalera hasta 557 metros. Por fin llegas a la altura de las torres, alrededor tuyo tienes unas maravillosas vistas panorámicas de la ciudad, piensas solo en hacer fotos y pasarlo bien. Subes a la terraza y allí te espera…tu novio, que por cierto lo has dejado en Hong Kong!!! O es un chico parecido a tu pareja?? El se acerca y te pregunta: ¿quieres casarte conmigo? Por supuesto resulta que tu amiga lo sabía todo. Y esta es la historia de una pedida de mano de altura…;)

DSC_4394

DSC_4456

DSC_4458-3 DSC_4474-2DSC_4475-2DSC_4505-2DSC_4495-2DSC_4509-2 DSC_4511-2
DSC_4517 DSC_4524
DSC_4528DSC_4580
DSC_4536
DSC_4549

DSC_4573-2
DSC_4552-2DSC_4617
DSC_4599

DSC_4593DSC_4629
DSC_4583

DSC_4652DSC_4657
DSC_4664DSC_4669-2
DSC_4674-2 DSC_4676

 

 

 

Deja un comentario